poema 247

Nunca he sentido
Con tanta fuerza
La violencia que son
Las fronteras 

Un cuerpo fisico 
Quiere seguir
Por un mundo fisico
Pero no le dejan 

Siguen los perros 
Sigue el viento
Pero al hombre
No le dejan seguir

Con sus ojos
Toca al mundo adelante
Pero no puede seguir

Con el alma
Vive los pasos imaginados
Pero no puede seguir

Las frontreras
Son un gran acto de violencia
Y yo volvere a soñar
Con un mundo sin ellas

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

Cap. 68 - O Jogo da Amarelinha